SISTEMA DE EXTINCIÓN PARA CAMPANAS DE COCINA INDUSTRIAL:

Nos consideramos una de las empresas más competitivas a nivel Autonómico con referencias sobre el equipamiento de  protección de incendios para campanas industriales.

Nuestros sistemas de extinción están  protegidas  con caja de  acero inoxidable,  para tener la mayor seguridad y mejor estética, sobre todo con  las cocinas industriales de cara al público.

Están formadas por los siguientes conceptos:

– Caja de acero inoxidable con tapa protectora.

– Manómetro de glicerina.

– Batería de 12V  – 2AH

– Sirena lunino acústica

– Presostato.

– Dobre llave de paso para instalar a  izquierda o  derecha.

– Latiguillo  térmico

– Tuberías, codos, tés  de acero inoxidable

 

La transmisión de la cadena de sensores  actúa sobre la cabeza de disparo  liberando el contenido de  la botella de agente extintor. El sistema  de acción mecánica  no precisa alimentación eléctrica  aunque éste dispone  de una batería que activa la sirena  para la evacuación del personal lo antes posible. El sistema ya presurizado nebuliza agente líquido a través de un conjunto de elementos sensoriales térmicos dirigidas con deflectores a cada uno de los riesgos.

 Existen tres niveles de actuación,  Elementos de cocción en la parte baja. Elemento  interior de filtros que es la zona más frecuente de propagación. Conductos para evitar una propagación del fuego de la cocina a otros sectores de incendio.  Como el agente es líquido no es preciso el  desalojo de la cocina ni será aspirado por el sistema de extracción de la campana de  cocina.   El agente extintor al ser líquido presenta una capacidad de enfriar la superficie de los metales muy superior a la de cualquier gas por poseer una elevada capacidad de enfriamiento al estar nebulizado sobre los riesgos mediante reflectores no precisa de una gran cantidad de liquido  por lo que no trabaja por inundación. El agente extintor de bajo PH reacciona con la superficie del aceite ardiendo a gran velocidad saponificando las superficies formando a partir del aceite orgánico una capa de gel o espuma , inorgánico, inerte y que flota ahogando las llamas e impidiendo las reigniciones de llamas que son  tan frecuentes en otros sistemas. La función del agente extintor consiste en la reacción química del mismo con grasas y aceites produciendo un proceso que debido a la alta temperatura es instantáneo, que es la saponificación de las grasas. Dicho agente saponificado es inerte y constituye una capa de espuma o gel que ahoga las grasas y aceites a modo de manta ignífuga.

Nuestro sistema está certificado y  homologado por nuestros controles de calidad para las exigencias de nuestros clientes más profesionales y Proyectos más estrictos.